Bicicletas con freno contrapedal

Estamos acostumbrados (al menos en el sur de Europa) a montar en bicicleta, y cuando tenemos que frenar, accionamos unas palancas con la mano que tenemos en el manillar.

Pero hay muchas otras maneras de frenar una bici, por ejemplo las bicicletas fixie. Estas bicicletas, por ejemplo, no tienen frenos (aunque vienen de fábrica con los dos frenos, no se suelen instalar, o como mucho se pone el delantero), y la forma de frenarlas es bloqueando la tracción con las piernas.

Y otra manera, bastante común, usada principalmente en los países del norte de Europa como Holanda, Dinamarca o Alemania, es el freno contrapedal. La rueda trasera lleva un buje con este tipo de freno incorporado.

buje contrapedal

Pero, ¿cómo funciona realmente este freno trasero contrapedal? Es muy sencillo. Para accionarlo basta con dar pedales hacia atrás de forma suave. Notarás como el freno entra en acción de forma progresiva.

Una de las principales ventajas de este freno es que no necesita prácticamente mantenimiento ni ajustes. Funciona de forma suave y es ideal para las velocidades que las bicicletas alcanzan en las ciudades. Y si lo necesitas y tiras de los pedales con más fuerza hacia atrás, puedes conseguir bloquear la rueda y hasta derrapar si fuera necesario.

  #Howtodoit: Cómo montar una rueda contrapedal

Además, al accionarlo con los pies, nos deja las manos libres, y podemos usarlas para señalizar los giros a los coches. Y también nos deja limpia la bicicleta de cables y puente de freno en la parte trasera, para los que el componente estético de su bicicleta cobra más importancia.

pelago bristol

¿Cómo puedo ponerme en mi bicicleta un freno contrapedal?
Pues es muy sencillo. Lo más fácil y barato sería comprar una rueda trasera contrapedal y ponérsela a tu bicicleta. En nuestra tienda de bicicletas urbanas Volavelo tienes ruedas con este freno por 45 euros.

Para los amantes de las restauraciones, que les gusta coger un cuadro antiguo y crear una bicicleta nueva con componentes retro o vintage, y darle un aspecto clásico, cabe la posibilidad de comprar un buje contrapedal y radiar la rueda aprovechando una llanta antigua. Los bujes contrapedal más sencillos valen 15 euros. Pero también los hay que llevan incorporadas marchas internas, como el buje Sturmey Archer AWC2 que viene con 3 marchas, para los ciclistas que necesitan subir alguna cuesta y necesitan más flexibilidad en las marchas.

  Bicicletas Orbea de paseo, híbridas y urbanas

La otra posibilidad es comprar directamente una bicicleta que ya venga con freno contrapedal en la rueda trasera. Por ejemplo las bicicletas vintage de State Bicycle o las bicicletas Pelago vienen con este tipo de frenos.

Además, tenemos en nuestro Canal de Youtube, un vídeo, donde uno de nuestros mecánicos explica cómo instalar una rueda contrapedal:

Resumiendo:
Es un freno muy sencillo de usar, de poco mantenimiento, que está indicado para bicicletas urbanas. Ojo, no es un freno que debas poner a tu bicicleta de montaña o de carretera.

Lo accionamos con los pies, con lo que tenemos las manos libres y además nos deja la bicicleta limpia de cables. Una buena opción sin duda para los ciclistas urbanos.

“¿Tienes algo que añadir a esta historia? Puedes usar la zona de comentarios.”

5 Comments on Bicicletas con freno contrapedal

  1. Hola! Podria bloquear o derrapar de manera habitual, sin riesgos a estropear el eje?? Antes de cambiar la llanta, me gustaría estar seguro de que puedo parar rápidamente la bici, sin riesgos físicos ni mecánicos.
    Gracias

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*