7 consejos para que no te roben la bici

Cada año son entre 800.000 y 2 millones de bicicletas son robadas en los Estados Unidos. Y esto son muchas bicicletas. Robar bicicletas es una de las fechorías más ruínes que puede cometer un ladrón. Habitualmente nos llaman clientes a nuestra tienda Volavelo con la mala noticia de que les han robado la bicicleta, el sillín o alguna de las ruedas. Cuando les preguntamos para indagar un poco más, casi siempre se repiten las mismas causas. O han dejado la bicicleta en un sitio que no debían, o no llevaban el candado adecuado, etc. La mayoría de los robos se producen porque llevamos un candado inadecuado o porque hacemos un mal uso del mismo.

Vamos a darte 7 consejos para que no te roben la bici. Aunque ya te advertimos que siempre que aparques en la calle hay riesgo de que tu bicicleta desaparezca en manos de los amigos de lo ajeno. De lo que se trata es de ponérselo difícil, y que robarte la bicicleta sea cuanto menos igual de complicado que robar un banco.

  Bike Batman, el superhéroe que recupera bicis robadas

Te enseñaremos al final también un vídeo, donde se ilustran de manera perfecta todos estos consejos y algunos más.

7 consejos para que no te roben la bici

# Consejo 1: Al aparcar tu bici evita las zonas solitarias o abandonadas.

# Consejo 2: Por la noche deja tu bicicleta en las zonas más iluminadas.

# Consejo 3: Si dejas tu bicicleta en un garage, ponle también un candado.

# Consejo 4: Si es posible manten tu bicicleta siempre a la vista.

# Consejo 5: No protejas tu bici de 300 euros con un candado de 10. Necesitas uno o dos buenos candados.

# Consejo 6: Quita siempre todos los elementos que se puedan extraer de tu bicicleta, como timbres, luces, alforjas, bidones de agua.

# Consejo 7: Siempre que puedas usa dos candados tipo U en lugar de uno sólo.

atando-bicicleta

Además de todos estos consejos, que parecen nada más que sentido común, puedes tomar otras medidas para asegurar bien algunos elementos de tu bicicleta. Por ejemplo, puedes usar una cadena para atar el sillín al cuadro y que te lo roben cada dos por tres. Existen también unos seguros para las ruedas, que se instalan donde las tuercas y que impiden que estas sean robadas. Haz una doble comprobación de que has cerrado bien los candados o cadenas y que el palo urbano donde la atas es lo suficiente robusto y seguro. Nada de atar tu bicicleta a vallas finas que se pueden cortar fácilmente.

  Málaga premia a los ciclistas urbanos

Mira atentamente el vídeo a continuación. Presta atención a los consejos y maneras de cómo si y cómo no atar la bicicleta, errores que se suelen cometer al atar las bicicletas y cómo evitarlos. Si todos ponemos un poco de cabeza a estos consejos conseguiremos que nos roben menos bicis.

“¿Tienes algo que añadir a esta historia? Puedes usar la zona de comentarios.”

Escribe un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*